sábado, 30 de junio de 2012

EL ROL DE LA FAMILIA EN LA FORMACIÓN DE UN NIÑO LECTOR

Introducción 
Muchas veces la familia solicita a los docentes, consejos para incentivar en sus hijos el gusto por la lectura o simplemente, se resignan a decir que a los niños no les interesa leer. 
Es innegable que en esta época de video-juegos e Internet resulta bastante difícil suponer que el alumno, en especial siendo adolescentes, se refugie en el libro para buscar fuentes de entretenimiento o placer. 
Leer para obtener una información se precisa la búsqueda de un número de teléfono, la consulta del periódico para encontrar en qué cine, a qué hora se proyecta la película, la consulta de un diccionario , en una enciclopedia, en Internet, para saber, para viajar, etc. 

La lectura es el camino hacia el conocimiento y la libertad. Ella nos permite viajar por los caminos del tiempo y del espacio, y conocer la vida, el ambiente, las costumbres, el pensamiento y las creaciones de los grandes hombres que han hecho y hacen la historia. 
La lectura implica la participación activa de la mente y contribuye al desarrollo de la imaginación, la creatividad, enriquece el vocabulario como la expresión oral y escrita. 
Desde el punto de vista psicológico ayuda a comprender mejor el mundo como a nosotros mismos, facilita las relaciones interpersonales, su desarrollo afectivo, moral y espiritual y en consecuencia, la capacidad para construir un mundo más justo y más humano. 
 El hábito de la lectura, no se adquiere por arte de magia, sino que es el resultado de una serie de factores que interactúan en la creación de un ambiente propicio para la formación del niño lector. 
Algunos factores o condiciones determinantes, que a continuación, deben nacer del seno familiar. 
 a) La presencia de libros en los hogares, como así también su valoración y uso cotidiano contribuye a establecer en el niño vínculos intrínsecos con el hábito de leer. 
Es natural que el pequeño empiece por imitar a sus padres, aunque tome el texto al revés, cuando está leyendo. Los adultos, que dedican poco tiempo a la lectura, se encuentran en desventaja a la hora de exigir a sus hijos que se aboquen a ella. 
Por lo tanto el primer paso para la familia es concientizarse sobre el valor del hábito de leer y, una vez logrado, tratar de servir de modelo a sus propios hijos. 
b) Aunque resulte difícil debido al ritmo vertiginoso en que actualmente se vive, es imprescindible que los papás dediquen parte de su tiempo a compartir los momentos de lectura con sus niños. 
 En la infancia es necesario leerles con la mayor expresividad y elocuencia posible para que el pequeño, al escuchar, desarrolle su imaginación; más adelante cuando el niño ya se ha convertido en un lector independiente bastará con participar o intervenir en comentarios que permitan corroborar si ha comprendido lo leído. 
Hay que tener siempre presente que la lectura, además de un hábito, es una actividad intelectual que se manifiesta claramente al interpretar el texto y reconstruir su significado. 
 c) Es conveniente, además, destinar en la casa un espacio apropiado para los libros. Este puede variar desde una valiosa biblioteca a una simple repisa. Lo importante es que los pequeños adviertan que estos huéspedes ilustres tienen su propio sitio en el hogar. 
 d) Cuanto más de prisa lea, más fácilmente agrupa las palabras para una mejor comprensión. 
e). El peor enemigo de la lectura es el temor y la lentitud, para ello debe considerarse esta actividad como algo divertido.
 f) Seleccionar los libros de acuerdo con el gusto y la maduración del niño es otro de los requisitos a tener en cuenta. 
 En la etapa preescolar son aconsejables el libro con coloridas y elocuentes ilustraciones, con textos rimados, de los que se desprenda cierta musicalidad y con frases reiteradas que estimulen la memoria del pequeño y le permitan incorporar nuevo vocabulario. 
Más adelante, entre los siete y once años, cuando el niño ya se desempeña como lector independiente, resultan apropiados los textos narrados, en los que abunda la fantasía mezclada con elementos moralizantes y de humor como las fábulas, mitos, leyendas. 
En la pubertad son recomendables novelas de aventura, en las que el protagonista es un niño o un animal. También se sienten identificados con aquellas obras que reflejan su propia realidad. 
A partir de la adolescencia, además de los cuentos fantásticos y de ciencia-ficción, otros géneros despiertan el interés de los jóvenes. Artículos, revistas, fascículos referidos a distintos temas se convierten en el centro de sus lecturas. Cabe destacar que en la selección de las obras debe siempre prevalecer el gusto de los niños. 
 La lectura tiene que resultar una actividad formativa y placentera; jamás, en el ámbito hogareño, debe ser tomada como un hecho obligado o impuesto como castigo. 
 e) Deseo dirigir esta última reflexión a todos los papás amigos de Internet. Tengan siempre presente que la base del aprendizaje es la lectura. 
Hay que procurar que Internet no cambie el hábito de los niños ni tampoco el de los adultos. Son indiscutibles las ventajas que este medio puede ofrecer; pero también deben advertir que la información que se puede bajar por un ordenador, sólo es provechosa si se la interpreta correctamente. Un buen lector podrá lograrlo fácilmente. 
 Por otra parte, es conveniente que los papás controlen la información a la que puedan acceder sus hijos, ya que no todo lo que se encuentra en la red está destinado a ellos. Finalmente, como docente, quiero reflexionar sobre la implementación en las escuelas sobre el uso de Internet de buscar un equilibrio en equipar de buenas bibliotecas, provistas de ejemplares suficientes como para satisfacer las necesidades de los educandos ya que todavía el conocimiento esta en el libro. 



PADRES V/S TAREA ESCOLAR
INTRODUCCIÓN 
Desde que existe la escuela, la tarea escolar enviada para la casa ha sido el elemento torturante, tanto para niños/as, como para padre, madre, tutores etc. 
Algunas personas consideran que es como trasladar la escuela a la casa. De esta reflexión anterior surgen las siguientes preguntas ¿Qué se entiende por tarea escolar? ¿Qué forma puede adoptar? ¿Qué objetivos persigue? ¿Qué requisitos debe cumplir una buena tarea escolar? ¿Cómo se da la tarea escolar? ¿Cómo se la recibe? ¿Cómo se evalúa? ¿Cómo se incorpora a la participación de los padres? 
La Tarea escolar es una actividad didáctica que persigue la satisfacción de alguna necesidad específica de aprendizaje del alumno, con la orientación del docente. 
 Existen niños/as que desde que iniciaron en la escuela muestran una actitud disciplinada para realizar por sí solos sus tareas, otros hay que empujarles y otros, basta con dar un empujoncito. 
Las preguntas que se hacen muchos padres y madres sobre el tema es:
 * ¿Debo ayudarle siempre? 
* ¿Cómo debo hacerlo? 
* ¿Tengo que hacerlas yo o lo dejo solo?
 * ¿Le pago profesor particular? 

1. EL OBJETIVO DE LA TAREA ESCOLAR: Tienen varios aspectos positivos: por ejemplo, practica lo aprendido en clase, ayuda al niño a organizarse, promueven el desarrollo de la disciplina el compromiso, ayuda a adquirir hábitos y métodos de estudio, cultivan rasgos positivos como la responsabilidad e independencia entre otros. 

2. QUÉ DEBEN HACER LOS PADRES/MADRES Si bien es cierto que la mayoría de padres y madres regresan a casa cansados de trabajar, deben buscar un momento para ayudar a sus hijos con sus tareas. 
 El sentido de responsabilidad, disciplina y el deseo de apropiarse del saber se forman así. 
El enseñarles a realizar sus tareas en orden, limpieza y con calidad, ayuda a formar al futuro miembro de la sociedad. Por tanto:
 * Procure no realizar usted las tareas. 
Trate de que su hijo haga solo, mientras más temprano empiece, mejor (no sólo me refiero al horario, sino a la edad) 
* Si no entendió algo, que sepa dónde y cómo buscar ayuda, información, libros, imágenes. Que no se acostumbre a que todo se lo haga papá o mamá. Hay diccionarios, enciclopedias, internet, etc. Sólo debe buscar su ayuda hasta que ya agotó las otras fuentes. Déjelo solo, que el pensar no duele, ni mata. 
* Cuando los padres o madres no pueden apoyarlos por el nivel de dificultad de la tarea (desconocimiento del tema o materia, horario de trabajo, etc.), sólo entonces cabe la posibilidad de buscar ayuda en un maestro o tutor particular, eso sí, temporalmente. 
Lo sano es que dicho tutor conozca muy bien el programa del colegio y la metodología de enseñanza y evaluación del mismo. 
El hecho de tener ayuda en casa es un arma de doble filo, ya que puede incentivar al niño o joven a no atender la clase, copiar sólo el tema y esperar a llegar a la casa para que le expliquen, total, es menos complicado para él. 
* Los castigos, regaños, insultos y explosiones de cólera causadas porque no hizo las tareas no resuelven casi nada. Mejor es buscar alternativas más racionales, que surten un mejor efecto. Retirarle algo que le guste, es mejor que un grito de insulto. Que enfrente al maestro y pierda nota le enseñará que hay un deber que cumplir. Al no hacerlo, asume las consecuencias de sus actos cuando llegue a casa. 
* Sentarse 10 minutos con él, antes de que empiece sus tareas, para revisar lo que copió, lo que le asignaron para la casa, para leer sus apuntes y ver si entendió la explicación…, son mecanismos sencillos de control, de apoyo y orientación para él. 
Así sabrá si el problema radica en el muchacho(a) o en los maestros. No hay que caer en el error de creer que nuestro hijo carece de inteligencia, es lo peor que puede pasarle.
 * No permita que el niño vea sus tareas como una carga pesada sin sentido. Hágale ver que son su responsabilidad, y que su esfuerzo será provechoso.
 * Ponga pequeñas metas cada día, para ayudarle a que se esfuerce por superarse y él mismo se anime con sus pequeñas victorias. 
* Procure que el ambiente de la casa no enturbie nunca el estudio. Hay que respetar su trabajo. Trate que los hermanos se esfuercen en no hacer relajo mientras él hace sus tareas. Se sentirá apoyado, y los demás aprenderán el hábito de respetar el trabajo de todos.
 * No lo agobie con la pregunta: “¿Hiciste ya todas las tareas?”, cámbiela por otra bien distinta “¿Enséñame lo que hiciste hoy”? 
* Las comparaciones siempre son odiosas. Evítelas entre hijos, primos o vecinos. Lo importante es que el niño sepa lo que debe hacer para lograr buenas notas. 
* Hable con los profesores para saber si se retrasa en alguna asignatura y hacer énfasis en ella. Si da problemas de disciplina o atención. Si el niño no rinde, averigüe si le falta motivación y si sabe realmente cuáles son sus tareas. 

3. CONTINGENCIA DE HOY FAMILIA V/S TAREA ESCOLAR DADA LAS EXIGENCIAS ACADÉMICAS DEL COLEGIO. Para algunos padres las tareas escolares se han convertido en una verdadera pesadilla. Tras una jornada dura de trabajo, llegar a casa y encontrarse con una larga lista de tareas que les han dejado “a los hijos” en la escuela, no es cosa fácil, más cuando el niño/a está en los primeros años escolares donde requieren una alta supervisión. 
A muchos padres les toca llegar a casa, quitarse la ropa de “ejecutivo o empresario” y ponerse el traje de “profesor”. 
Completar páginas de libros de trabajo, estudiar para exámenes cortos, realizar investigaciones, preparar exposiciones, buscar y pegar recortes y listas interminables de vocabularios, es cosa de todos los días. 
Muchos padres están en contra de la saturación de tareas escolares, lo cual acostumbran muchos establecimientos educativos hoy en día, pues a la larga, o son ellos quienes terminan haciéndolas o simplemente el niño no cumple y es amonestado por sus maestros. 
Hacer maquetas, carteles, trabajos manuales, proyectos de artes plásticas, etc., no es cosa que puedan hacer solitos, especialmente los más pequeños, por lo que muchos padres sienten como si las tareas se las hubieran mandado a ellos. 
En resumen, muchos padres se sienten agobiados con la gran cantidad de deberes que el hijo/a lleva a casa y critica a la escuela y maestros. 
 Por otro lado, el hijo/a también puede sentirse cargado, ya que no le queda tiempo de jugar o de hacer otras actividades propias de su edad. Lo importante es no perder el balance, pues la cantidad de tareas, según los expertos en educación, dependen de la edad y nivel del estudiante. 

4. ALCANCE A REALIZAR Los profesionales recomiendan que un niño de pre-primaria hasta segundo grado, no debe demorar más de 30 minutos por día en hacer su tareas, mientras que para los más grandecitos (3º. a 6º primaria), el tiempo que ocupen no debe ser mayor de una hora. 
Es importante que los padres se involucren en la supervisión de las tareas de los hijos. Al principio necesitarán invertir más tiempo con los pequeños, pero a medida que crecen, se les debe dar cierta independencia para que ellos las realicen solos, aunque siempre se debe estar abiertos a cualquier consulta o duda que se presente y mantener cierto grado de supervisión. 
 La comunicación con los maestros es vital, los padres deben manifestar sus inquietudes y preocupaciones respecto a las tareas, para evitar que éstas se vuelvan una dura carga para los niños y una pesadilla para los papás.


EFECTOS DE LA TAREAS ESCOLAR INTRODUCCIÓN 
 La tarea escolar representa una oportunidad para que el niño/a aprenda y para que la familia participe en la educación de sus hijos. 
 Sin embargo, ayudar con la tarea escolar no siempre es fácil ¿Cómo puedo lograr que Carlos haga su tarea? Todas las noches es la misma lucha para que apague el televisor y se ponga a hacer su tarea. ¿Por qué no le asignan más tarea a María? ¿Por qué le asignan tanta tarea a Julián? ¿A qué horas se supone que María haga la tarea? Ella toma clases de piano, canta en el coro de la iglesia, juega baloncesto y ayuda en los quehaceres de la casa. Casi no tiene tiempo para estudiar. ¿Cómo le puedo ayudar a Roberto con su tarea de matemáticas cuando ni yo la entiendo? ¿De veras ayuda la tarea a aprender mejor? 
Las investigaciones científicas demuestran claramente que el niño/a es mucho más apto a tener éxito en el aprendizaje cuando su familia lo apoya activamente en todo tipo de actividades educativas. 
Cómo ayudar, 
demuestre que la educación y la tarea son importantes para usted 
Fije una hora para hacer tarea 
Escoja un buen lugar 
Elimine las distracciones 
Tenga materiales a la mano e identifique los recursos necesarios 
 Ponga un buen ejemplo Interésese y sea interesante 

Cómo ayudar: 
Supervise la tarea Infórmese acerca de los reglamentos escolares sobre la tarea 
Esté presente Revise la tarea
Supervise el uso de la televisión y los juegos electrónicos 

Cómo ayudar: 
Ofrezca buen apoyo 
Ayude a que su niño se organice bien                                                                                     Fomente los buenos hábitos de estudio                                                                                          Hablen sobre la tarea  
 Esté alerta por señas de la frustración                                                                                               No deje de elogiarlo                                                                                                                      

Cómo ayudar: Hable con los maestros para resolver problemas
 Informe al maestro sobre sus preocupaciones Trabaje con el maestro 



1. EFECTOS DE LAS TAREAS ESCOLARES Las tareas escolares son y siempre será un tema controversia, para padres, docentes y alumnos en todos los niveles y modalidades del Sistema Educativo; su realización, preparación y elaboración no escapa a ésta controversia. Pero es necesario reconocer y aceptar que la ejecución de las tareas escolares, indudablemente, produce efectos en el estudiante, lo cual va desde los positivos, como es la influencia en el aprendizaje del estudiante y, por ende, en su rendimiento; así como también, en la participación de los padres y la comunidad, hasta los efectos negativos, los cuales, son generalmente de orden no-académico. 
 Efectos Positivos académicos 
- Producen enriquecimiento y aprendizaje inmediato, porque mejoran la retención de objetivos basados en el conocimiento. 
 - Aumentan la comprensión. 
 - Ayudan a mejorar el pensamiento crítico y la formación de conceptos a través del procesamiento de la información. 
- Posee efectos académicos a largo plazo, porque contribuyen a realizar el aprendizaje durante el tiempo libre. 
 - Mejora las técnicas y hábitos de estudio. Posee efectos no académicos: 
 - Porque hay una mayor auto-dirección y auto-disciplina. 
- Hay una mejor organización del tiempo, de la misma manera que aumenta la curiosidad e independencia en la solución de problemas. 
 - participación de los padres: contribuye a una mejor apreciación de los mismos y a su participación en la escolaridad de sus hijos 
 Efectos Negativos 
 - La ansiedad cuando se pierde el interés por el material académico, también la causada por la fatiga física y emocional; pérdida del tiempo libre y de las actividades recreativas 
 - Interferencia de los padres por las continuas presiones para que sus hijos realicen y completen las asignaciones escolares. 
 - Confusión por diferencias de técnicas instruccional en la ejecución de las tareas 

2. OTROS FACTORES QUE INFLUYEN EN EL ÉXITO O EL FRACASO DE LASTAREAS ESCOLARES 
A Factores Endógenos, referidos a las características propias de los estudiantes, sus habilidades, su motivación, sus hábitos de estudio, el dominio de la materia, entre otros. 
 B Factores Iniciales de Clase, como la provisión de materiales, facilitadores adecuados y su vinculación con el curriculum. 
C Factores vinculados al hogar pues las tareas compiten con el tiempo del estudiante, el entorno del hogar (luz, espacio, tranquilidad, materiales, etc.) 

La tarea escolar tiene múltiples efectos; los cuales son positivos y negativos; de tipo académico y no-académico; pero en resumen, la tarea asignada conscientemente por el docente, y el alumno asistido permanentemente, debe tener como consecuencia y efecto, una mejora significativa, en el rendimiento como en el aprendizaje. 

Efectos en el Estudio Independiente. Se relaciona con la tarea ejecutada sin la supervisión del docente, o padre, sino del estudiante por sí mismo, lo que permite el fomento de la auto-disciplina, permitiendo mejorar las habilidades académicas y el conocimiento 
Este tipo de tarea debe recibir un feedback acorde con sus esfuerzos; es decir, una retroalimentación, que le permita saber si su trabajo esta siguiendo la orientación adecuada o esperada, si los objetivos propuestos, así como, el desarrollo de los mismos, son los correctos; uno de los ejemplos más claros al respecto, es el desarrollo y ejecución de proyectos y trabajos finales de curso y/o grado (monografía, tesina, tesis, etc.). 

 Efectos de las interacciones hogareñas Muchas veces se sobrepone al de la escuela, por lo que puede resultar decisivo en el aprendizaje del niño, tanto en forma positiva como de manera negativa ¿Cuánta tarea es la cantidad adecuada? 
 La cantidad adecuada depende de la edad y las destrezas académicas de cada niño en los niveles preescolar y primeros años 10 a 30 minutos cada día. 
Tercero al sexto, 60 minutos. Séptimo en adelante invertir horas Si a usted le preocupa la cantidad de tarea que recibe su niño, ya sea porque le parece excesiva o insuficiente, dialogue con el maestro e infórmese.  

HÁBITOS DE ESTUDIO . Al hacer planes y horarios de estudio, el estudiante, debe realizar un análisis de su tiempo en la semana, y tener la intención de hacer un mayor esfuerzo y dedicar más horas al estudio no será tarea fácil tendrás que luchar contra viejos hábitos, cambiarlos y adquirir unos nuevos.

 Tienes problemas a la hora de estudiar, analiza con sinceridad la causa o causas (H. Maddox) 

1. No encuentras la utilidad del estudio.
 2. Contenidos de alto grado de dificultad y carencia de una base previa. 
3. Miedo al fracaso, y el esfuerzo sea infructuoso. 
4. Entorno no adecuado (sitio de estudio, ruidos, interrupciones, TV, distracciones, hermanos, amigos...) 
5. Demasiadas actividades fuera del estudio. 
6. No posees materiales adecuados (libros, buenos apuntes...). 
7. Preocupaciones de tipo emotivo (familia...) Una vez identificada la causa o causas debes considerar las determinaciones que hay que tomar para solucionar el problema y ayuda para resolverlo.
¿QUÉ ES UN HÁBITOS? Un hábito es cualquier acto adquirido por la experiencia y realizado en forma regular. Es una práctica o costumbre que realizas con frecuencia. 
Los antiguos filósofos decían que el hábito es una "segunda naturaleza"; eso significa que la naturaleza del hombre se enriquece o empobrece, se perfecciona o se denigra, con el hábito. Hay hábitos malos y buenos.

Ejemplos de hábitos malos: fumar, comerse las uñas, hablar demasiado (sin escuchar), dejar todo para después o echarle la culpa a los demás. 
Date cuenta y verás que las personas que tienen estos hábitos lo hacen todo el tiempo.

Ejemplo de hábitos buenos: puntualidad, responsabilidad, orden y limpieza. 
Los buenos hábitos son la clave del éxito en todas las áreas de la vida. 
Hoy los puedes aplicar como estudiante pero el día de mañana también te servirá como trabajador, profesional, empresario o padre de familia. Si deseas tener éxito, cultiva los buenos hábitos de estudio. 

BUEN HÁBITO DE ESTUDIO Los hábitos de estudio recomendados por expertos se concentran en 5 propuestas que a continuación se mencionan: 
1. Organiza el tiempo, elaborando un plan de actividades diarias. 
2. Presta atención al docente durante la clase, toma apuntes de lo más importante (ojo, no se trata de copiar todo lo que diga). 
3. Estudia todos los días, de preferencia a la misma hora y mismo lugar. 
4. Utiliza alguna técnica para estudiar. 
5. Ten una actitud positiva ante la vida, incluso ante los problemas (con eso vencerás los malos hábitos del miedo, desaliento y derrota Recuerda que no basta conocer las 5 propuestas, debes poner en práctica todos los días hasta lograr arraigarlos. Los hábitos de estudio, se adquieren a través de la repetición constante de los actos. 


HORARIO DE ESTUDIO  Está demostrado la necesidad de estudiar de forma planificada, de manera constante y ajustándose a un horario (similar al hábitos de trabajo impuestos por la sociedad). 

 LIMITACIONES DE LA EFICACIA EN EL ESTUDIO: Desorganización (tiempo, material, espacio, etc.) supone descuidos, falta de planificación del tiempo en definitiva, irresponsabilidad. 
Superficialidad hacer las cosas para salir del paso, solo para cumplir sin tener en cuenta una reflexión. 
 Distracción por falta de concentración si hago las cosas superficialmente pierdo tiempo, rindo poco y me canso excesivamente; las distracciones dependen, generalmente, del desinterés o de una mala comprensión de lo que se estudia (cuando lo que se lee o se escucha sólo se ve o se oye, sin buscar su significado, el sentido). 
Todo buen estudiante debe planificar el tiempo de estudio; de no ser así, perderá mucho tiempo y eficacia. 
El confeccionar un horario te ahorrará esfuerzo y tiempo: sin él perderás mucho tiempo indeciso/a en determinar qué vas a estudiar, cuándo lo harás, qué material utilizarás, etc. 
Se trata de hacer cada cosa en su momento, con regularidad: clases, estudio, deporte, ocio. 

ELABORAR UN HORARIO DE ESTUDIO DEBES CONSIDERAR LOS SIGUIENTES ASPECTOS: 
a) Confecciona tu horario a partir de las horas fijas (trabajo, comidas, dormir, clases, otras actividades, etc.), procurando aprovechar todas las que te queden libres, aunque sean breves espacios de tiempo. 
b) Se recomienda como mínimo una hora de estudio por cada hora de clase, aunque ello dependerá de las dificultades que la materia tenga para usted. Ello implica, al menos, dos o tres horas de estudio privado diario; intenta estudiar el mayor tiempo posible y recuerda la importancia de estudiar un poco más cada semana, cada mes. 
c) Dedica a cada asignatura un tiempo proporcional a su dificultad e importancia de cara a aprobar los exámenes.
 d) Distribuye el tiempo de estudio personal por materias concretas. Es decir, no basta poner: «estudio de 6 a 9. Evita dudas sobre qué estudiar, distribuye mejor el tiempo a cada asignatura es mejor estudiar cada materia en varias sesiones cortas a lo largo de la semana, que un solo día en una sesión larga. 
e) No pongas juntas asignaturas similares. Procura alternar las materias de manera que sean diferentes las que estudie seguidas.
 f) Las sesiones de estudio para una misma materia no deberían exceder de hora y media seguida, salvo en caso de examen. Es bueno un pequeño descanso luego, cambiar de materia o actividad, dejar de estudiar etc. 
g) Procura estudiar cada día las materias que te explicaron en clase, lo más cerca posible de la explicación. 
h) Dedica un tiempo al repaso: cada día antes de acostarte, dedica que un tiempo a refrescar lo estudiado durante el día y en sesiones anteriores.
 i) Es imprescindible dedicar a diario un rato a distraerse, hacer ejercicio, etc. 
j) Estudia siempre a las mismas horas y en un mismo lugar favorecerá el nivel de concentración y el rendimiento, ya que irá creando en ti un hábito, una necesidad inconsciente de estudiar.
k) Procura ser rígido con la planificación. Cumple el horario hasta crear un hábito, haz que las horas dedicadas a estudiar sean inamovibles. Confecciona un horario de estudio semanal y ponlo por escrito; colócalo en un lugar visible y cúmplelo a rajatabla. Si te falta tiempo para estudiar lo previsto, amplía el tiempo dedicado a estudiar; si te sobra tiempo, aprovéchelo para repasar, contestar cuestionarios, elaborar preguntas, etc.
 l) Asegúrate de que estudias un número de horas suficiente como para aprobar los exámenes, sin agobios y prisas de última hora. 
m) Estudiar cansa, por tanto, descansa cuando dejes de estudiar (entre materia y materia) y cuando te sienta agotado. Para descansar, cambia de actividad intelectual o haz un cambio mental total, procurando relajar los músculos y los sentidos, o, simplemente, estar un rato sin hacer nada. 
Es fundamental estudiar cada día todas las materias. Posible horario de estudio Tiempo Actividad Estudio de una materia que resulte agradable o fácil. 10' Descanso. 
Estudio de la materia más difícil. hacer ejercicios o tareas, revisa l os temas a estudiar el día responde cuestionarios, etc. 10' Descanso. 
Deja tu mochila arreglada con todo para el día que viene, fin de la sesión de estudio. 

 EL ESTUDIO DIARIO DEBE CONSTAR DE LOS SIGUIENTES MOMENTOS
a. Confección de un buen apuntes lo más cerca posible de la explicación, si asiste a clases, o durante la sesión de estudio en casa. 
b. Estudia la materia prevista para el día en la planificación: Comprensión perfecta y Memorización. 
c. Realiza tareas, síntesis, preguntas etc. 
d. Repasa y revisa lo que estudiará al día siguiente. 
e. Repaso lo estudiado en el día de hoy y lo que corresponda, en función del calendario de repasos, de días anteriores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada